Saltar al contenido

Altiplano de Baza, Huéscar y Castril

septiembre 21, 2020
gastronomia-de-castril

El Altiplano de Baza, Huéscar y Castril está situado al norte de la provincia de Granada y se extiende a lo ancho de una enorme estepa rodeada por las cumbres más altas de las cordilleras Béticas. Este anguloso relieve culmina con la Sierra de La Sagra. Ubicado en esta zona se encuentra el municipio de Castril.

Historia

Durante los últimos cinco millones de años, esta cuenca estuvo inundada por un pequeño brazo de mar que comenzó a desecarse hace entre 100.000 y 17.000 años, cuando sus aguas quedaron capturadas por el río Guadalquivir y el Guadiana Menor en su punto más bajo, localizado hoy en el embalse del Negratín. Emergió entonces una árida llanura esteparia, un paisaje salvaje y semidesértico absolutamente sorprendente, rico en sustratos yesíferos y de considerable valor medioambiental ya que constituye una auténtica rareza en Europa.

La extraordinaria riqueza de sus yacimientos arqueológicos nos permite también saber, a través del estudio, que este rincón hermoso de Andalucía ha estado habitado desde tiempos inmemoriales por multitud de culturas: homínidos del Paleolítico en Orce, feroces guerreros íberos en Baza e incluso tribus bereberes de la Edad Media en Benamaurel. Su huella y su impronta harán las delicias de todo aquél que desee mecerse en su propia cuna: la Cuna de la Historia.

Economía

La agricultura de secano ocupa la mayor parte de la superficie cultivable. Los cultivos de cereales, girasol, legumbres, frutales, vides, olivos y almendros pueblan sus campos. La ganadería ovina y caprina albergar un gran número de cabezas y se convierte así en la principal de la zona. La oveja segureña es un recurso económico importante y muy prometedor.

La industria textil y la industria agroalimentaria, especialmente del aceite de oliva y la cárnica, abren importantes mercados fuera de la Comunidad Autónoma.

El trogloturismo

Un elemento curioso y atractivo de esta zona son las casas cuevas, un modelo de vivienda tradicional excavada en las laderas de la sierra, llenas de hermosas formas ovaladas que
han atraído a artistas y bohemios de todos los lugares y tiempos. Las que antaño fueron el hogar de las personas humildes son hoy las responsables del acuñamiento de un nuevo concepto y una nueva forma de viajar: el trogloturismo.

Un equipo de picadores expertos aprovechan la naturaleza blanda del material que compone el terreno para excavar y crear en ellas viviendas de alta calidad, con unas condiciones térmicas y acústicas perfectas para la comodidad buscada. La zona del Altiplano de Baza y la vecina de Guadix y el Marquesado ostentan el récord mundial de casas cuevas. En el área se han contabilizado cerca de 5.000.

Naturaleza y cultura

Los amantes de la naturaleza disponen de un amplio abanico de posibilidades y actividades de tiempo libre. El terreno presenta unas condiciones ideales para practicar senderismo, cicloturismo, piragüismo, equitación, pesca, etc.

Es el Altiplano una tierra de grandes contrastes: en escasos kilómetros, el visitante puede pasar de recorrer una de las estepas mas áridas del sur, a verse poco después en medio de espesos bosques mediterráneos. Debido a su riqueza natural y al gran valor de su patrimonio paisajístico y medioambiental, el Altiplano conserva buena parte de su territorio protegido en forma de Parques Naturales: el Parque Natural de la Sierra de Baza y el Parque Natural de la Sierra de Castril.

La zona del Altiplano es rica en monumentos y museos. Visitas obligadas son el museo arqueológico de Baza, el museo paleontológico de Orce, el museo arqueológico de Galera,
el museo de recursos botánicos de Cuevas del Campo y el museo etnográfico de Puebla de Don Fadrique. Sin olvidar los Centros de Interpretación del Parque Natural Sierra de
Baza y el de Sierra de Castril.

El patrimonio monumental del Altiplano de Baza, Huéscar y Castril

La zona turística del Altiplano encierra en su área de influencia grandes edificios emblemáticos. Las Colegiatas de Nuestra Señora Sta. María de la Encarnación, en Baza, y Sta.
María la Mayor, en Huéscar, son lugares de visita obligada. Se encuentran abiertos al público, además, cuatro interesantes museos: el museo de Orce, el museo de Baza, el museo
de Galera y el museo de Cuevas del Campo.

La Peña de Castril ha sido declarada Monumento Natural. Las Cuevas de las Hafas de Arriba en Benamaurel o la red de acequias de esta localidad, gran parte de ella excavada en época musulmana, bien merecen un largo rato de contemplación y recorrido.

Gastronomía

Entre sus exquisiteces gastronómicas encontramos el cordero segureño o los embutidos caseros secados en cuevas. Cuenta, además, con una artesanía ancestral.

gastronomia-de-castril

En el Altiplano se pueden adquirir desde réplicas de copas argáricas elaboradas por los talleres de cerámica arqueológica de Galera, hasta guitarras fabricadas de manera artesanal en Baza.